Bodegas Gargalo, bodega solidaria

Bodegas Gargalo recauda fondos para ayudar a las familias más desfavorecidas de Verín y comarca, en la que se enclava esta bodega del diseñador Roberto Verino.

299

Bodegas Gargalo, pionera de la denominación de origen Monterrei, comprometida con la sociedad y su entorno, en estos tiempos difíciles que nos están tocando vivir, hace balance de lo recaudado en su acción de enoturismo solidario destinado a paliar en lo posible las consecuencias de esta pandemia del Covid-19 en el ámbito de las familias más desfavorecidas.

En colaboración con Cáritas de Verín, Bodegas Gargalo puso en marcha una campaña con fines solidarios a principios del pasado verano. Esta campaña, encuadrada en el programa de Cáritas Empresas con Corazón, consiguió recaudar fondos para ayudar a las familias más desfavorecidas de Verín y comarca, las que, desgraciadamente, se están incrementando a consecuencia de la pandemia de COVID-19.

Para esta acción, Bodegas Gargalo puso a disposición de los enoturistas la adquisición en su web www.gargalo.es de los tickets de entrada con antelación, pudiendo seleccionar fecha y hora de la visita. Durante los meses de verano, más de 400 personas se acercaron a descubrir Bodegas Gargalo, recaudándose  una cantidad próxima a los cuatro mil euros (4.000 €), que fueron entregados el pasado 4 de diciembre a Cáritas Verín.

La experiencia de enoturismo consistió en la visita de los viñedos de Bodegas Gargalo, que circundan el edificio, así como a una parte de las instalaciones. El cierre lo ponía una cata degustación de los vinos de la bodega, Gargalo GodelloGargalo Treixadura & Albariño, y Gargalo Mencía & Arauxa, y el obsequio de una botella de vino. El visitante disfrutó con todas las garantías sanitarias y en grupos muy reducidos de máximo diez personas, que posteriormente se redujeron a cinco, siguiendo las normativas de prevención de Covid-19 en cada momento. En este sentido, el 80% de la visita se llevó a cabo en los exteriores de la bodega, ubicados a los pies del Castillo de Monterrei, monumento que, a deseo del visitante, completaba a menudo la visita a la bodega.

Gargalo es el proyecto que Roberto Verino fundó en 1998 con el objetivo de que sus vinos reflejaran fielmente su origen, una tierra que le vio nacer y cuyo valor incomparable quiere destacar. Bodegas Riojanas, quien desde su fundación en 1890 ha abogado por la misma meta de respeto por el origen de sus vinos, cerró un acuerdo de colaboración con Verino en abril de 2019. Desde entonces, su compromiso con la bodega de Monterrei ha crecido y se ha afianzado.