Juan Gil Etiqueta Azul en el “Top 100 2020” de la revista Wine Spectator

Es el único vino de Murcia, y uno de los seis españoles de la lista de los privilegiados, aparece en el puesto 38 de entre los 100 vinos mejores del mundo para esta revista en el año 2020

165

Bartolo Abellán, es el enólogo de Juan Gil, ha crecido y formado dentro de la bodega murciana que le pone nombre propio al vino. Él es el artífice de Juan Gil Etiqueta Azul, este vino de viñedos de Monastrell de más de 60 años que nos hace despedir el año con un soplo de aire fresco que nos llena de felicidad al ser uno de los elegidos como mejores del mundo en el mercado norteamericano por la prestigiosa revista americana Wine Spectator dentro de los “Top 100 2020”.  La publicación elige de entre los vinos comercializados en el mercado a los mejores vinos de todos los que han catado a lo largo de los 12 meses, que son miles, de España aparecen 6 referencias y entre los tres primeros, en función de su relación calidad precio, por su puntuación, aparece Juan Gil Etiqueta Azul. El único de Murcia. Este Top 100 anual es un referente en Wine Spectator, esta lista se elabora desde 1988 y es sinónimo de consolidación de los grandes vinos del mundo, lista que tiene una enorme repercusión en el mercado norteamericano y también en un gran número de mercados del resto del mundo que tienen a dicha publicación como una de sus referencias más influyentes en el sector vitivinícola. 

“Este tinto concentrado y muy sabroso ofrece aromas a terruño, té negro y tabaco envolviendo los marcados sabores a grosellas y moras. Con taninos vigorosos, pero bien integrados gracias a su deliciosa acidez. Denso, equilibrado y expresivo. Su calidad es óptima para beber desde ahora hasta 2032” indican en Wine Spectator.

El 60% de este vino es Monastrell de unos 60 años que se combina con Cabernet-Sauvignon y Syrah, es uno de los referentes de Bodegas Juan Gil y es el exponente de la combinación entre tradición y modernidad, se vendimia de forma manual, tiene un proceso de elaboración que unifica remontados manuales con técnicas de elaboración que provienen de la I+D+i de la bodega y utiliza siempre barricas nuevas.

 “Es una noticia excepcional que viene a sumarse al reconocimiento que este vino tiene tanto en otros críticos especializados como en los consumidores, se ha convertido en vino referente y estamos realmente orgullosos de la capacidad que ha tenido Bartolo Abellán, nuestro enólogo, de mostrar en él las cualidades de la Monastrell procedente de viejos viñedos dentro de un ensamblaje que le da complejidad y lo hace muy apetecible al consumidor más exigente, un vino muy especial que tiene una larga vida en buenas condiciones para su consumo”, explica Miguel Gil.