La D.O. Tacoronte-Acentejo suscribe los ejes de CECRV para 2021

Entramos en un año de esperanza para el sector vitivinícola

139

La sostenibilidad será el principal eje de acción de CECRV en 2021. La XXVI Asamblea General de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) –organización que representa a las denominaciones de origen de vino– sirvió para sentar las bases de la actividad de la asociación en el próximo ejercicio. 

Fueron dos los asuntos que centraron buena parte del contenido de la Asamblea: la revisión/refuerzo de la política de calidad de la Unión Europea, que las instituciones comunitarias llevarán a cabo en los próximos meses y que desembocará en una propuesta legislativa a finales del próximo año o principios de 2022, y la estrategia “De La Granja a la Mesa”, en la que se enmarca la revisión de la política de calidad y que marca buena parte de la hoja de ruta de la aplicación del Pacto Verde Europeo en la política agroalimentaria. 

El presidente de CECRV, David Palacios, explica que “Estamos en un momento de transición hacia una agricultura sostenible. Las indicaciones geográficas son herramientas de sostenibilidad, en sus tres pilares: económica, social y medioambiental. Este concepto va a estar en el centro de la nueva PAC, de los fondos de recuperación NextGenerationEU y de muchas de las políticas públicas que afectarán a nuestro sector en los próximos años”. Y añade que “vamos a centrar buena parte de nuestro trabajo en 2021 en explicar y visibilizar el trabajo de las DDOO en materia de sostenibilidad y potenciarlo aún más, porque realizamos una aportación esencial en muchos territorios, que permite su pervivencia, siendo un elemento vertebrador y de desarrollo de sistemas socioeconómicos y medioambientales resilientes en muchas zonas, algunas de ellas sin otras alternativas productivas”. 

La Asamblea General, que se celebró de forma telemática y contó con la participación de casi 50 representantes de denominaciones de origen, debatió también sobre la importancia de que las diferentes organizaciones sectoriales apoyemos y coordinemos una estrategia de sector que contribuya a evitar informaciones erróneas o sesgadas sobre el vino, que causan mucho daño y profundo malestar en todas las organizaciones, en los operadores y, sobre todo, en las miles de familias que trabajan y viven del mismo. En este sentido, CECRV apoya y agradece los esfuerzos que otras organizaciones vienen realizando en este sentido y se ha sumado a dichos esfuerzos para reclamar sensibilidad en este ámbito, un aspecto perfectamente compatible con el rigor informativo.