Las bodegas más antiguas de España siguen de pie

214

La viticultura es una de las raíces autóctonas de España cuando de tradiciones se trata, por ello son cada vez son más los productores que desean sumergirse en el mundo de las bodegas y el buen vino. Sin embargo, muchas otras aguardan varios años de experiencia desde su fundación.

A pesar de las limitaciones propias que genera la persecución del vino perfecto y las complicaciones que la pandemia ha propiciado, España dispone de las bodegas más antiguas que aún se mantienen de pie. ¿Te animarías a hacer una degustación?

A continuación, te brindaremos un pequeño recorrido histórico por estos espacios llenos de sabores, olores y cultura que no descansan en la producción de un producto de corte internacional para satisfacer a los paladares dentro y fuera del país.


  1. Bodegas Codorníu

Con una fundación en 1551, las Bodegas Codorníu ya alcanzan más de 450 años enfocados en la viticultura, logrando convertirse en Monumento Histórico Artístico para finales de los años 70. Estas bodegas se ubican a 50 kilómetros de Barcelona, específicamente en la localidad de San Sadurní de Noya..


  1. Bodegas Góngora

Desde 1682, las Bodegas Góngora han pasado por 7 generaciones familiares oriundos de Sevilla, permitiendo que el sello familiar se mantenga como un estilo único en cada uno de sus vinos. Tanto así que disponen de algunos vinos viejos que se han resguardado por décadas para una selección privada.

  1. Bodega Alvear

Con una gran proyección internacional en todo el mundo, la Bodega Alvear ubicada en Montilla y fundada en 1729, se caracteriza por realizar una selección directa de sus campos para lograr vinos tintos variados y otros más tradicionales; incluso con algunas alianzas de otras bodegas.



Esto deja claro que los años no han sido un impedimento para seguir produciendo vino en España, pues, aunque actualmente la pandemia pareciera desvirtuar los caminos de la viticultura, las bodegas más antiguas siguen de pie.